domingo, 31 de enero de 2016

El Cielo tiene una nueva estrella

Alma novísima y pura
Ligera maravilla
Miniatura encantada
Alada fuente de paz.

Los perros curiosos acercaron sus húmedas narices
para añadir a su heterogéneo acervo de olores
el tenue perfume de tu suave piel sonrosada.
Desde lejos te saludaron las plantas todas
agitando suavemente sus hojas al paso del viento.
Las flores llenaron de coloridos guiños el patio
y una ola silenciosa de saludos te recibió al llegar.
Las puertas de la casa se abrieron de par en par
se inundaron las habitaciones con tu presencia
y tus pequeños ojillos se esforzaron por mirar.
Mientras sostuve tu cálido y diminuto cuerpo
sintiendo la fuerza de tu presencia en la vida,
en mi imaginario vi la silueta del árbol familiar
donde asomas frágil y fortalecida a la vez
sobre las firmes raíces que te acogen
formando un cálido capullo de amor.
Ahí, confiada y serena marcarás tu espacio
para que llegues a madurar y florecer.
Mis dedos intentaron guardar el recuerdo
del vaporoso contacto con tu  ternísima piel;
ahora lo abrazo, lo amaso, lo beso, lo huelo,
para volver a tenerte conmigo otra vez.

jueves, 28 de enero de 2016

Notas de ayer tarde

Al final del día la lluvia dejó fresca la brisa y respiré olores húmedos, con reminiscencias de invierno.
No fue más que un paréntesis en medio del verano, un despliegue de gruesos telones bordados de nubarrones gris oscuro.
Mis ojos, agradecidos de la ausencia de luces y brillos, miraron a través de los ventanales mojados el alborotado juego del viento y de la lluvia. Miles de pequeñas lágrimas escurridizas correteaban, bajaban y desaparecían.
Así transcurrieron las horas envueltas en la música de las gotas que, finas y presurosas, se escondían; hasta que, de pronto, ya se acabó el día.
No sé si el cansancio llegó más pronto o fue la noche la que llegó más de prisa.
Cuando mi cuerpo se acomodó buscando resarcirse, sentí que eran insuficientes las mismas cobijas, porque la lluvia además de su líquido tesoro, había espantado el calor de otros días. 

lunes, 25 de enero de 2016

Bastaría

Bastaría                                                        
tan sólo un puñado de palabras
en busca de surcos invisibles,
bastarían
unos cuantos suspiros azulinos
saludando la clara luz del día,
bastarían
las gotas despedidas de mis manos
al agitarlas y sacudirlas,
bastarían
tan sólo cuatro versos
para cantarle a la vida
al abrir los ojos
cada nuevo día.

lunes, 18 de enero de 2016

Todo se acaba

Me esfuerzo por recordar, pues ha pasado demasiado tiempo; pero sí tengo muy claro, cuándo fue la primera vez que te vi y pude tenerte entre mis brazos. En ese momento, no se me ocurrió pensar por  cuánto tiempo me acompañarías. Ahora soy incapaz de calcular cuántas fueron esas íntimas jornadas, unidas en suave roce, en perfecta amalgama...
Todo el tiempo, todos estos años estuviste ahí, muy cerca: amorosa, dispuesta, cálida, acogedora...
A mis ojos siempre fuiste diferente a las demás; algo muy especial tenías que me hacía preferirte y

jueves, 14 de enero de 2016

Abducida

Hay momentos especiales que rompen las rutinas de los días y eso ha ocurrido esta semana en que he sido abducida por el nacimiento de una hermosa princesita de sonrosada y aterciopelada tez, que lleva por nombre Alma, mi nueva nietecita, hija de mi única hija mujer.
El tiempo se me escapa y los días se me vuelan. Una gran nube de emociones, amor y ternura me apaña.
Ya podré retomar la calma, para saborear lo vivido traduciéndolo en palabras. 

domingo, 10 de enero de 2016

El allegado


Pequeño, alegre, vivaz, cariñoso, arribó una tarde cualquiera hasta este lugar. Las grandes perras , antiguas dueñas de casa, lo miraron desconfiadas; sin embargo, las escasas muestras de amistad de parte de ellas, no lo arredraron. Ignorándolas correteó veloz conociendo el nuevo lugar.
Han ido transcurriendo los cálidos días de este verano en los que poco a poco ha ido ganando su espacio: Eso sí, después de ser sometido a algunos tratamientos higiénicos básicos para evitar su

jueves, 7 de enero de 2016

Mágicos sobrevuelos

Es verano; enero; días de sol y calor, con noches más cálidas de lo habitual. Es entonces, cuando de entre las raíces de los empinados tallos de los maduros pastos silvestres, alzan el vuelo las pequeñas y silenciosas luciérnagas con sus intermitentes lucecillas al inicio de la oscuridad nocturna, regalándonos un breve espectáculo de mágicos sobrevuelos.

lunes, 4 de enero de 2016

Ese ínfimo instante

Hay momentos imposibles de asir ni recordar. Me sucede cada noche al sentir mi cabeza apoyada sobre la suave y blanda textura de la almohada. Justo ahí, en ese preciso instante en que me dispongo a dormir, siento el deseo de darme cuenta de ese ínfimo instante en que dejo de estar despierta y me duermo. Pero, no. ¡Es imposible!
No sé cuándo ni cómo sucede, y cada noche vuelvo a buscar ese segundo de conciencia para captar el paso aquel; sin embargo cada vez ese espacio tan minúsculo del abandono, vuelve a ser esquivo

domingo, 3 de enero de 2016

¡Felicidades!

¡Felicidades en este nuevo año!
Cada día, cada año, cada minuto de nuestra vida constituyen un desafío de la vida que deberemos enfrentar con la mejor disposición, por lo que siempre deseamos estar saludables para vivirlos en la mejor forma.
Felizmente, por estos lados hemos disfrutado de cálidos días de verano, y aunque algunos no lo sean tanto, la luminosidad y las agradables temperaturas nos invitan a despertarnos muy temprano y a