lunes, 29 de febrero de 2016

Ninguno igual

Como el variable tiempo, así son y suceden también, los días de cada cual. Ninguno se vive igual al anterior, cada uno con su propio afán. Los hay de cielos azules donde ruedan grandes motas de blanco algodón; otros, de amenazantes nubarrones oscuros; algunos opacos y en calma bajo un pesado telón de nubes; también límpidos, brillantes, de intenso azul, coronados por un sonriente sol; húmedos a veces, tristes, de lluvias densas e interminables; con luna, sin ella...en fin...
Aceptando el ir y venir de sus cambiantes elementos, y ofreciendo la mejor disposición,

miércoles, 24 de febrero de 2016

En un lienzo natural

Te descubrí muy temprano ayer, cuando aún las nubes no dejaban libre paso al sol. La ausencia de movimiento, el letargo, el aparente abandono, eran tu ruego silencioso para pasar desapercibida.
Sé que estabas deseando volverte invisible a los ojos curiosos que te pudiesen percibir. Para los míos, estabas en un lienzo natural, donde un eximio pintor había logrado atrapar la belleza de tus formas y colores.

lunes, 22 de febrero de 2016

Verano en conserva

Esa mañana de verano los vecinos que pasaban frente al jardín de la casa de Igna miraron la extraña instalación, sin comprender nada.
Sobre el césped destellaban al sol las bocas descubiertas de muchos frascos de vidrio, al mismo tiempo que debajo de ellos brillaban las pequeñas gotas de rocío recibiendo la cegadora luz del sol a través de los traslúcidos cristales.
Un poco más allá, Igna con Diego, su mejor amigo, arrastrando una gran valija con ruedecillas tocaban a la puerta de las casas de sus compañeros de juegos.
En todas, luego de preguntar por ellos y de contarles que

domingo, 21 de febrero de 2016

Cadena de madres

Un río de dulces sentimientos me recorre, me baña, me envuelve, teje una red suave y resistente; de ternura, de alegría, de paz, de amor, de vida, cuando mis dedos recorren tu piel tibia más suave que los pétalos de las rosas.
Vives, estás, respiras, me envuelves con tu mirada limpia, pura y clara, acunada en los poderosos brazos de tu madre, que minuto a minuto te descubre, sin saber, que mucho antes otros brazos también a ella la sostuvieron y así se fue formando esta fabulosa cadena.
Los eslabones del amor se fueron uniendo y cerrando al paso de los años en la danza infinita del amor maternal; formando un férreo lazo para proteger, abrazar y apapachar a un nuevecito pimpollo sonrosado.
Aquí estoy, sintiéndome un eslabón en la poderosa cadena de las madres; fortalecida por el espíritu de las ausentes, con el amor y la sabiduría que ellas me brindaron para poder ahora vivirlo y prodigarlo. 

lunes, 15 de febrero de 2016

¿Guión o guion?

De casualidad estos días he descubierto, que siempre he escrito y clasificado equivocadamente atendiendo a su cantidad de sílabas, a la palabra de la interrogación. ¡Me han dado ganas de tirarme los pelos; en justicia, debiera arrancármelos!
Esta breve palabra es monosílaba, por lo tanto, debemos pronunciarla en un solo golpe de voz. Y, al estar formada por una sola sílaba, no puede llevar tilde.
Entonces, lo correcto es escribir: guion.
Ejemplos:

"El autor del libro se encargará de escribir también el guion de la película".
"Si al final del renglón no cabe completa una palabra, divídela con un guion".

"He apuntado las ideas principales en un guion para no olvidarlas durante el desarrollo de mi exposición".

viernes, 5 de febrero de 2016

¿Existirán?

Ayer por la tarde me serví algunas papas fritas de esas que vienen en envases cilíndricos y rápidamente mi lengua comenzó a rebelarse (por no decir a encresparse) debido a la gran cantidad de sal que contienen.
Cada vez que estoy de visita en algún supermercado, me detengo pacientemente a buscar en el anaquel que las expone, alguna cuyo contenido en sal sea bajísimo o casi inexistente, pero nunca las he encontrado. ¿Existirán? Si alguien sabe, ¿me lo podría contar, por favor?
Me parece que las empresas que las elaboran pierden clientes al no considerar el creciente número de

jueves, 4 de febrero de 2016

Golosina de verano

La sandía, para mí,  es uno de los más deliciosos regalos del verano; no sólo porque calma la sed y mitiga el calor;  sino también por su sabor, aroma e intenso color.
Luego de saborearla se vinieron estos versos:


Oda a la sandía                               
528248_119594844904090_466645517_n

En jugosos rayos estalla
la roja pulpa en mi boca
En cascadas coloradas
el dulzón riachuelo
de perfumado zumo baja
deleitando mis sentidos
con su refrescante cuerpo
blando, brillante y mojado.