lunes, 29 de febrero de 2016

Ninguno igual

Como el variable tiempo, así son y suceden también, los días de cada cual. Ninguno se vive igual al anterior, cada uno con su propio afán. Los hay de cielos azules donde ruedan grandes motas de blanco algodón; otros, de amenazantes nubarrones oscuros; algunos opacos y en calma bajo un pesado telón de nubes; también límpidos, brillantes, de intenso azul, coronados por un sonriente sol; húmedos a veces, tristes, de lluvias densas e interminables; con luna, sin ella...en fin...
Aceptando el ir y venir de sus cambiantes elementos, y ofreciendo la mejor disposición,
encontraremos fácilmente la mejor manera de vivir para permitirnos abrazar ilusiones, esperanzas, respirar en paz, permanecer divisando un horizonte donde arribar.
Como quiera que fuese el tiempo del propio día: tenso, alegre, relajado, triste, doloroso, complicado, esperanzador, me llega a la memoria la letra de la canción que me recuerda que nada se detiene, pues "la vida sigue igual".

3 comentarios:

  1. La vida es así y adaptarnos a sus cambios, es saber vivir. Aunque Julio Iglesias canta que la vida sigue igual, y también tiene razón.
    Un abrazo Sara

    ResponderEliminar
  2. Claro que tiene razón, más aún si recordamos que sólo estamos de paso.
    Cariños para ti,

    ResponderEliminar
  3. Cada día por muy parecido que sea tiene sus diferencias, en estos momentos que estoy comentando, no puedo imaginarme que me deparará mañana, esa es la sal d la vida.

    ResponderEliminar