jueves, 3 de marzo de 2016

Día leso

El día
se ha vuelto
una gran pausa,
como si el tiempo
equivocado
se hubiere detenido
sin dejar  huella
de ninguno
de sus pasos.
Sin color
sin viento
sin apuros
turbado
azorado
y en silencio,
el cielo
respira
en cansado
borboteo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario