martes, 14 de junio de 2016

Niebla

La espesa bruma de esta mañana intentó disiparse, aligerarse, diluirse ante un leve destello amarillo que por unos minutos pudo a la tierra llegar. Pero pudo más el frío con su cargamento de humedad, y esta blanquecina niebla no tuvo más opción que permanecer y estar.
El día se vistió de oscuro; los árboles parece que jugaran a las escondidas entre la niebla que desdibuja los contornos y mezquina la visión. Sólo las pajarillos cantan a la vida jugueteando y trinando en derredor.  

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Qué rico! Espero que no sea exagerado el calor, pues podrían achicharrarse...¡Disfrútalo al máximo!
      Por acá, a la inversa, con mucho frío pero lamentablemente sin lluvias, lo que nos preocupa mucho por sus consecuencias.
      Saludos

      Eliminar