jueves, 23 de junio de 2016

Versos invernales

Un verso se descolgó
de una desnuda rama,
sobre la brisa navegó
hasta sentir el frío
del suelo bajo su panza.
Más versos silenciosos
como gotas de agua clara
rodaron de cada una
de las delgadas varas,
danzaron en el aire
dibujando sueños
de magia y esperanza.
Otro verso vino a tocar
las cuerdas de mi alma
me sopló fuerte al oído:
_ ¡Anda, vete, respira,
camina, canta,
todavía haces falta!


No hay comentarios:

Publicar un comentario