miércoles, 7 de diciembre de 2016

A las blancas margaritas

A las blancas margaritas
la lluvia les lavó la cara
pesadas de gotas lucían
cabizbajas y azoradas.

A las blancas margaritas
se les cerraron los ojillos
las gotas las envolvieron
en transparente abrigo.

A las blancas margaritas
el viento las sacudió
correteando entre ellas
el abrigo les desarmó.

(Es tiempo de margaritas silvestres)

3 comentarios:

  1. ¡Muy bonito Sara!
    Mándame un ramo de margaritas.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Tendrás que venir a buscarlas, Marisa.
    Un abrazo muy grande para ti.

    ResponderEliminar
  3. Tendrás que venir a buscarlas, Marisa.
    Un abrazo muy grande para ti.

    ResponderEliminar