miércoles, 18 de enero de 2017

A los niños de mi aula

Revisando viejos poemas me he encontrado con este inspirado en mis alumnos.


A los niños de mi aula
Sois arcilla fresca
renaciendo
entre dedos ásperos
maternos
amasándoles
como meciendo.

Sois surcos sedientos
de mis granos frescos.
Lunas, soles
de diáfanas miradas.
Flores multicolores
perfumando el aula
compartiendo amores.
Sois manitos pequeñas,
caritas preciosas
con tierra maquilladas.
Cabezas rubias, morenas,
cabellos revoltosos
enmarcados sin galas.

Sois enhiestas espigas jubilosas
mecidas a los sones dulces
de mis inspiradas instancias.
Vida nueva jugueteando ingenua
en esos ojos que me traspasan.

Sois cálida esperanza,
aliento  soplo  lucero
cuando pierdo la huella clara.
Mis amores mis mañanas
perpetuas divinas muñecas
trastocando mi estacada.

Sois mucho más que esperanzas
versos de agua dulce
bañando alboradas.
Niños buenos, buenos niños,
rodeando la "mesalma"
su maestra en estos versos
con amor les canta.

2 comentarios:

  1. ¡Pero qué bonito Sara! Me ha encantado
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pronto me he topado con él. Lo escribí hace ya unos cuantos años. ¡Qué bueno que te ha gustado!
      Otro abrazo pero bastante cálido, porque el sol está cargante por estos días.
      Que estés bien. Cariños.

      Eliminar